¡Vulcanismo en estado puro! Comenzamos nuestro viaje en dirección al Parque Nacional de Timanfaya, incluyendo la “Ruta de los Volcanes”. Lo que a día de hoy se ha convertido en todo un símbolo de Lanzarote, su naturaleza volcánica llena de impactantes contrastes.

Nuestra excursión se adentra en las entrañas del “Parque Nacional de Timanfaya” haciendo la “Ruta de los Volcanes” en la que vemos diferentes tipos de cráteres combinados por un cromatismo vivo que refleja el origen de la erupción, los materiales que emitió o hasta la intensidad con la que explotó. Comprobaremos la huella de dichas erupciones que sucedieron hace casi 300 años al realizar unas demostraciones geotérmicas, es decir, comprobaremos el calor que todavía emana de la tierra de diferentes maneras, todas ellas muy espectaculares.

En otro lugar del “Parque Nacional de Timanfaya”, tenemos la posibilidad de hacer algo que divierte tanto a niños como a adultos: “el paseo en camello” (*Opcional).

Una vez dejamos atrás el parque Nacional, el camino nos lleva a la zona conocida como “La Geria”, una zona vinícola peculiar y en donde abunda una variedad muy típica de Lanzarote, la “Malvasía” un paisaje tan único, que se nos graba en el recuerdo.

Las vides se plantan en conos formados en el lapilli, llamado en Canarias “picón”, y que se protegen por pequeños muros de piedra seca. También se plantan frutales, como higueras, de la misma forma. Esta forma de cultivo permite que las plantas enraícen más fácilmente en el suelo fértil, y la capa superior de picón reduce la pérdida de agua por evaporización. Un paisaje conformado por miles de hoyos y paredes con forma de media luna que adicionalmente protegen a los cultivos del viento.

El recuerdo lo hacemos más completo cuando no nos limitamos a sólo ver, sino también a probar, a saborear, a degustar los ricos caldos que una tierra tan extrema como la de Lanzarote tiene el honor de producir. Evidentemente visitamos una bodega y catamos su vino.

Ya es hora de reponer fuerzas y nuestra siguiente parada es para almorzar*.

Proseguimos nuestro tour por la costa sur de Lanzarote, para hacer una parada en el pequeño pueblo costero de “El Golfo”. Desde este punto, damos un agradable paseo para adentrarnos en un espectacular volcán esculpido por las mareas en el que se encuentra “El Charco de los Clicos”, un pequeño lago de un profundo color verde que es testigo de la micro fauna que puebla en las aguas de la isla. (El adjetivo verde proviene del color de sus aguas mientras que el término de los “Clicos” es por un marisco comestible que fue habitual hace años en la zona, actualmente extinguido).

Nuestra ruta nos lleva durante un breve tramo hacia el sur para contemplar el fantástico paisaje volcánico en “Los Hervideros”, donde la lava adquiere unas formas caprichosas, cuando todavía caliente entró en contacto con el frío mar.

También por el camino podemos ver “las Salinas del Janubio”, las más grandes de toda Canarias y aún hoy siguen activas gracias al apoyo de la UE que las declaró espacio natural protegido. La laguna donde se encuentran las salinas fue creada por erupciones volcánicas que erigieron una barrera de lava entre el mar y la laguna que actualmente tiene una circunferencia de unos 1000 m y una profundidad promedia de unos tres metros.

  • Accesibilidad: Nivel 0: No adaptada para minusválidos. Para mayor información, consultar la sección de FAQs
  • Tickets: Incluidos en el precio por mandato expreso del cliente:
    • Parque nacional de Timanfaya. 
    • Prueba de vino
  • Indumentaria: Ropa y calzados apropiados según temporada. En invierno se recomienda un pullover o chaqueta ligera.